Un grupo de 18 pacientes crónicos renales viajan desde el municipio Colón  y Catatumbo, en el estado Zulia, hasta la ciudad de El Vigía, estado Mérida, tres veces por semana para cumplir el tratamiento 12 veces al mes, gracias a la ayuda que les brinda el alcalde Blagdimir Labrador y la primera combatiente Mary Hurtado de Labrador, a través del Instituto Municipal de Transporte y la Dirección de Asuntos Sociales y de Salud, cuentan con una unidad vehicular para llevarlos y regresarlos, luego de sus diálisis, a cada uno hasta sus hogares.

La Coordinadora de Discapacidad, adscrita a la Dirección de Asuntos Sociales y de Salud de la Alcaldía Bolivariana de Colón, Yoselis Morán, encargada de velar por un mejor bienestar para las personas con enfermedades renales, manifestó que 27 pacientes en total son recibidos entre el Centro Nefrológico El Vigía y el Centro Nefrológico 2000, provenientes cinco del municipio Catatumbo y 22 de la jurisdicción colonesa.

“De estos 27 pacientes, 18 se movilizan en la ruta municipal desde sus hogares hasta el centro de diálisis, gracias a la ayuda que suministra el gobierno del alcalde Blagdimir Labrador, quien desde su inicio de gestión asignó un autobús para viajar hasta El Vigía y cumplir con sus tratamientos de hemodiálisis que duran un lapso de hasta cuatro horas por paciente. Los nueve restantes viajan por los momentos por cuenta propia, por falta de máquinas en las unidades de diálisis y están en horario distinto al de sus compañeros”, explicó.

Señaló Morán que en el Centro Nefrológico El Vigía atienden un grupo de siete pacientes, dos de ellos son de Catatumbo y cinco de Colón, mientras que en el Centro Nefrológico 2000 brindan asistencia a 20 pacientes, tres de Catatumbo y 17 coloneses, para un total de 27 personas que se benefician de este servicio para mejorar su condición de salud. Además destacó el beneficio mensual de medicamentos que se les suministra a través de la Farmacia del Área de Salud Integral Comunitaria (Asic-Colón).

Por su parte, Mónica Atencio, hija de una paciente renal, dijo estar agradecida con la ayuda que les brinda el alcalde Blagdimir Labrador y la primera combatiente Mary Hurtado de Labrador. También el paciente Alonso Carly expresó que ”sino fuera por el apoyo con el transporte que siempre nos brinda el gobierno municipal, nosotros no tendríamos como viajar  a realizarnos las hemodiálisis, ya que el transporte privado es muy costoso y no tenemos como cancelarlo. Nosotros salimos a las 8:00 de la mañana y no tenemos horario fijo para regresar, todo depende de la hora que culminen con todos los pacientes, pero al regresar el transporte nos deja en el frente de nuestra casa, al igual que a los pacientes de El Rul y Encontrados en el municipio Catatumbo”.

Septiembre 1 de 2020.- Mairelys Vera /Prensa Alcaldía