En el Teatro Baralt  de Maracaibo fue instalado, este jueves 28 de noviembre, el primer simposio sobre «Venezuela en el reacomodo de la crisis mundial». La actividad, que arrancó a las 10:00 am, contó con la participación de la magistrada del TSJ, Carmen Zuleta de Merchán; el investigador, periodista y escritor ruso Daniel Estulin y el alcalde de Colón, Blagdimir Labrador.

Otras personalidades que sirvieron de ponentes en el simposio fueron los magistrados Arcadio Delgado Rosales, vicepresidente de la Sala Constitucional; Marjorie Calderón, presidenta de la Sala de Casación Social y Marcos Medina;  vicepresidente de la Sala Político Administrativa e Inspector General de Tribunales.

En su intervención al público asistente, la magistrada Carmen Zuleta de Merchán aseguró que en el estado Zulia se “encuentra buena parte del gobierno total del país y tienen un gran potencial (…) capaz de alimentar a más de 30 millones de personas”.

Indicó que en el mundo existe “un colapso sistemático que está frente a nuestros ojos. El derrumbe de la hegemonía occidental. Debemos tomar conciencia de lo que debemos hacer en el corto, mediano y largo plazo. El Zulia tiene la llave para sacar a Venezuela adelante. Estamos ante una situación de parálisis internacional por la falta de construcción de un modelo alternativo al sistema capitalista”.

Zuleta de Merchán insistió en que se debe reforzar la transformación del ciudadano. “Todos tenemos la obligación y el deber de no sentarnos con los brazos cruzados, que todo lo hagan los demás. Se requiere de una mayor participación activa, democrática y participativa”.

Para la magistrada “Venezuela seguirá transitando en la política de paz. No podemos rescatar el pasado, hay es que pensar en el ahora y en el futuro. Hay que repensar el destino de Venezuela, en su reconstrucción, ante los bloqueos impuestos,   y eso empieza por el Zulia para construir la paz y el bienestar que todos nos merecemos”.

Finanzas mundiales son rehenes

A su vez, el periodista e investigador ruso Daniel Estulin aseguró que las finanzas mundiales están tomadas como rehenes por un grupo de personas poderosas que se reúnen anualmente para mantener su dominio.

“El telón de fondo de la actual crisis económica mundial no es el presidente Donald Trump (Estados Unidos), los problemas en Europa, a los golpes de estado como el de Bolivia. Son un grupo de personas, una élite mundial que está detrás de una burbuja con un deuda mil millonaria y de allí saldrá una tercera guerra mundial”, dijo en su intervención.

Para Estulin “el sistema económico mundial está en punto de quiebra y esa pequeña élite mundial está detrás de todo ese caos. Unos 1.300 bancos chinos están en quiebra, lo mismo sucede en Estados Unidos, la reserva federal está paralizada. La quiebra es planetaria y no tiene que ver con el capitalismo, el socialismo o el comunismo”.

Sobre Venezuela dijo que “es un país fuerte, con muchas potencialidades, pero hoy es una locura, Tiene dos presidentes, uno electo y otro autoproclamado; dos TSJ, dos asambleas (…) está en juego su sistema que se perfila como un modelo económico alternativo a toda esta crisis mundial”.

Insistió que las alianzas futuras del país “no son los chinos o los rusos. La alianza ideal es su vecino, es Colombia. Y Estados Unidos será el aliado de arriba, sea con (Donald) Trump u otro presidente norteamericano. Rusia y China son países importantes, pero geopolíticamente están muy lejos y por eso el país necesita uniones estratégicas más cercanas (…) a pesar que existan diferencias, ante la crisis mundial en puertas lo mejor es unir fuerzas”.

“Hay que salir de ese modelo post-crisis. Venezuela tiene un plan fundamental (…) liderar un proyecto ideológico civilizatorio y conciliatorio”, concluyó en su mensaje.

El bloqueo nos tiene que llevar a la unidad

Por su parte, el alcalde Labrador destacó que hay que seguir dando el debate sobre la crisis sistémica mundial en materia alimentaria, tecnológica, económica, financiera y especulativa.

Recordó que “el Zulia fue el mayor productor del mundo de petróleo y tiene la capacidad para alimentar el país, pues cuenta con el Sur del Lago y sus cuencas para alimentar a los 30 millones de venezolanos y para exportar”.

Para Labrador, “el bloqueo, que hoy atraviesa Venezuela, nos tiene que llevar a la unidad, a proponer que desde el Zulia salga la mayor producción de petróleo y alimentos del país”.

“El Zulia fue el primero en petróleo, en tener electricidad, en los seguros marítimos, y hoy nos toca en ese reacomodo de la crisis mundial abrirnos pensando en el futuro de las nuevas generaciones (…). Estamos convocando a todos los sectores para que hagan un aporte importante y que pensemos que en el mundo el capital financiero, ya que solo el 1% de la población se ha apoderado del 76% de la riqueza”, añadió.

Noviembre 29 de 2019 / D. Rodríguez / P. Martínez.- Diario Panorama