Con jornadas de asistencia médica y social la Dirección de Asuntos Sociales y Salud de la Alcaldía Bolivariana de Colón, atiende durante esta semana a las familias afectadas de la parroquia Urribarri por el desbordamiento del río Chama, beneficiándose hasta los momentos unas 320 personas con consultas médicas de pediatría y de adulto, entrega de medicamentos, pruebas de embarazos, bolsas de alimentos y asistencia social.

El presidente del Instituto Municipal de la Salud (Imsalud), Kiuver Roca, informó que por instrucciones del alcalde Blagdimir Labrador y la primera combatiente y directora de Asuntos Sociales y de Salud, Mary Hurtado de Labrador, se viene realizando un barrido social en esta parroquia para atender a los 11 sectores afectados por las inundaciones.

«Se han atendido con asistencia médica a los 3 refugios en el sector Caño Muerto, donde hasta los momentos tenemos 25 familias en los albergues y también llevamos una jornada al sector La Fortuna, donde atendimos 125 personas en el Ambulatorio del sector», señaló Roca, quien explicó que en las próximas horas se van a desplegar hacia el sector El Corrientudo para atender a las 7 familias que se encuentran en el refugio Juan Bautista Arismendy y a los habitantes que también han sido afectados por los cambios climáticos y que permanecen en sus hogares  o en casa de familiares y amigos.

Destacó el presidente de Imsalud que las atenciones se han llevado a cabo con el apoyo y acompañamiento de los médicos del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Hugo Chávez y Simón Bolívar, además de funcionarios de Protección Civil, Bomberos y Guardia Nacional, quienes han censado a las personas con discapacidad para brindarles los cuidados adecuados desde los tres niveles de gobierno.

Noviembre 19 de 2020.- Mairelys Vera/ PRENSA Alcaldía Bolivariana de Colón