Gerardina Margarita del Carmen Parada Hernández, ferviente luchadora social, médica veterinaria, docente y productora del campo. Le debe sus tres nombres a la devoción de su madre a San Gerardo, a la Virgen del Carmen por su intersección en su difícil parto y al santoral de su nacimiento que celebraba el día de Santa Margarita.

Hija de campesinos conuqueros, su madre Ramona Aurora Hernández Meleán, oriunda de Puerto Real – Colón, era domadora de caballos y su padre, Luis Ramón Parada, fue médico veterinario nativo de Las Delicias, estado Táchira. Gerardina nació en Maracaibo, pero desde muy pequeña la trajeron a San Carlos y su familia se residenció en una vivienda frente a la plaza Bolívar donde aún vive. De esa infancia recuerda cuando su Padre regresaba del trabajo, luego de asearse le decía: “voy a mi otra oficina”, y se sentaba en las bancas de la plaza a atender amigos y estudiantes porque era un maestro innato, aunque estudió extensión rural y su especialidad en reproducción animal. “Él hacía énfasis, sobre todo a los niños les decía que debían estudiar y fomentar los valores de la familia”, recuerda su hija con devoción.

La influencia de su Padre fue decisiva para Gerardina, quien siguió sus pasos ejerciendo la misma profesión: médica veterinaria con reproducción animal y docente. Quizás ello se debió a la temprana ausencia de su madre al fallecer cuando sólo tenía 10 años, lo que estrecho los lazos con Don Luis y luego con su tía Elvira. “Todo lo que yo poseo es ese tesoro que guardo en mi alma y mi corazón, producto de las enseñanzas de mi Mamá y mi Papá… aunque siempre le agradeceré a mí tía madrina Elvira, quien fue mi tutora en la adolescencia”.

Conozcamos un poco más de la vida de Gerardina Parada, sus luchas sociales y políticas, su amor al país y por qué debemos darle nuestra confianza como candidata del Psuv y el Gran Polo Patriótico por el circuito 12 Sur de Lago, para convertirla este 6 de diciembre en la diputada de la Asamblea Nacional que representará a los ciudadanos de Colón, Sucre, Francisco Javier Pulgar y Catatumbo.

-¿Cuándo nace su pasión por la política y el querer trabajar por la gente?

– La pasión por la política sin duda la herede de Papá, quien fue dirigente estudiantil en su tiempo, pero además fue el fundador del movimiento de izquierda revolucionario en el Sur del Lago, junto con camaradas como Evaristo Labrador, Manolo Silva, Lares Marín, Euro  Atencio, entre otros, quienes fundamentalmente se dedicaban al aspecto social de cómo ser solidarios con otros en momentos difíciles. Mi madre también realizó labor social, después de emigrar del campo, se convirtió en peluquera y comerciante y ayudaba a la gente.

– ¿Cuál ha sido la experiencia personal que la ha marcado más en la vida y la ha llevado a tomar decisiones que pudieron cambiar la vida de muchas personas?

– Luego de graduarme de bachiller en San Cristóbal en el liceo Simón Bolívar, donde también estudió Papá, él decidió que debía estudiar inglés porque era necesario para mi formación y a los 15 años me envió por un año a estudiarlo en Estados Unidos, donde vivían unos tíos y primos, pero hubo una experiencia que me marcó la vida y fue una situación que viví con una anciana que se desmayó en la calle y nadie se le acercaba para auxiliarla. Yo como buena venezolana desesperada corrí a una estación de policía y así fue como ellos atendieron a la señora, pero esa indiferencia de la gente me marcó y dije que ya no quería estar en ese país; eso me hizo valorar más mi país y su gente que es maravillosa en las buenas y más aún en las malas. Por eso me quedo con Venezuela y seguiré luchando, trabajando y dando lo mejor de mí por mi país.

– ¿Cuáles son los principales problemas que a su juicio afectan al país y por ende a todos los venezolanos?

– Considero que hay una crisis mundial ética y de valores que el sistema capitalista ha sembrado en muchos ciudadanos en todo el mundo, como el egoísmo, el individualismo, el pensar sólo en los intereses comerciales donde todo es una mercancía y el país no escapa a ello. Además de esto, en Venezuela a partir de 1998, cuando el comandante Chávez gana la Presidencia de la República, comienzan una serie de transformaciones estructurales que a la oligarquía venezolana y grupos económicos no les gustó y el modelo político socialista llevó a la población a niveles de tanto bienestar que el índice de desarrollo humano era muy elevado con unos niveles de pobreza mínimos y eso no le convenía al país hegemón de Estados Unidos, que se cree el policía del mundo. Ello llevó a una seria de acciones como golpes de estado, paro petrolero e intento de magnicidio del Presidente. Primero con Barak Obama y luego con Donald Trump los venezolanos enfrentamos el ataque a nuestra moneda con una hiperinflación de más 180 mil por ciento, las sanciones y el bloqueo económico y comercial que nos impide comprar medicinas, alimentos, repuestos para nuestra industria y vender nuestro petróleo. El bloque de nuestras cuentas bancarias en el exterior y el robo de Citgo. Todo esto sucedió con el apoyo de la oposición apátrida que pidió esas sanciones e invasiones desde la Asamblea Nacional, sin importarles el bienestar de los venezolanos. Por todo ello queremos rescatar la Asamblea con votos y no con balas para ponerla al servicio del pueblo.

– ¿Cuál es su oferta electoral que propone soluciones a los problemas del país?

– El pueblo nos hizo sus propuestas a través de una consulta que se realizó mediante el sitio web venvamosjuntos.org.ve, donde plantearon unas 12 leyes que pudiéramos discutir en la Asamblea Nacional, entre las que se encuentran la de recreación familiar, aguas, gas, emprendimiento, economía digital, la del futuro para el ambiente, entre otras, las cuales nos van a permitir darle un mayor bienestar a nuestra población; pero hay una particular que nosotros queremos llevar a la Asamblea Nacional en función de lo que vivimos los ciudadanos del Sur del Lago y es una ley que contemple el manejo de las cuencas hidrográficas. Desde hace tiempo venimos trabajando con un grupo de expertos como el profesor Angel Uzcátegui, la geógrafa Dany Ruz Castro, Alfredo García, Yesica Guillén, Jesús García, Karin Parra, entre muchos otros, y nosotros lo que buscamos es crear una ley que tenga como centro el hombre y la mujer que vive en el Sur del Lago y que cíclicamente se enfrenta a los efectos climáticos que desbordan los ríos Chama, Escalante, Zulia, Catatumbo, que nacen en diferentes estados y producen inundaciones en las poblaciones aguas abajo, como la que está viviendo hoy la parroquia Urribarri con más de 2 mil 500 familias afectadas. Entonces propondremos esta ley que va a producir recursos importantes para lo relacionado al dragado y canalizaciones de los ríos y el reordenamiento territorial, porque las áreas de reserva de los ríos han sido ocupadas por personas con cultivos y viviendas y esto incide en su desbordamiento. Además, el poder legislativo debe trabajar en cooperación con el poder ejecutivo en la aprobación de presupuestos y solicitud de recursos financieros que requiere el país para su reactivación económica, como los aprobados por la Corporación Andina de Fomento para la recuperación del sistema eléctrico y un aporte importante de ello venía para el Zulia, y que la oposición que estaba en la Asamblea Nacional no aprobó.

– ¿Por qué deben los coloneses votar por los candidatos de la revolución?

– Esta oposición apátrida que se instaló en el 2015 en la Asamblea Nacional solicitó al gobierno de Estados Unidos sanciones económicas y financieras y bloqueo para el país, afectando a todos los venezolanos, mientras regalaron Citgo y sus 5 mil estaciones de servicios que eran patrimonio de Pdvsa y que con esos recursos atendíamos a los niños y personas con enfermedades degenerativas que por su complejidad recibían tratamientos especiales en otros países y que hoy la oposición se robó esos recursos. También se robaron Monomeros en Colombia y los más de 140 millones de dólares que nos tienen represados en los bancos de 17 países. Por eso hay que rescatar a la Asamblea Nacional y devolverla al pueblo.

Desde el Sur del Lago de Maracaibo, la despensa de Venezuela, invito a todos los habitantes de los municipios Catatumbo, Francisco Javier Pulgar, Sucre y Colón a votar este 6 de diciembre para poder darle a nuestro pueblo lo que se merece. Queremos con ese voto, que es la única manera democrática que reconocemos, con votos y no con balas, con votos y no con sanciones, discutir todas las leyes que procure el bienestar de nuestro país, como dijera Bolívar “la mayor suma de felicidad posible”, así que el 6 de diciembre ¡Venceremos. Vamos juntos a recuperar la Asamblea Nacional!.

Diciembre 1 de 2020.- Silvia Marquina Didenot / Alex Dukson Fernández