Antes de partir a su última morada, el alcalde del municipio Colón, Blagdimir Labrador Mendoza, acompañado de su esposa Mary Hurtado de Labrador y de Directores y Coordinadores del ayuntamiento local, así como de familiares y amigos, despidieron en el lobby del Centro Cívico al activista y defensor de los derechos de los pueblos originarios Facundo Antonio Guanipa González.

“Facundo Guanipa será historia en el Sur del Lago por su lucha igualitaria y de unión hacia la comunidad indígena, por su legado humilde, sencillo, trabajador, constante, honesto y sobre todo un gran padre. Su pueblo y sus hijos seguirán su legado; el sueño por la esperanza de construir a los pueblos indígenas con más unidad y más fuerza para seguir avanzando y conquistando derechos incluyentes e igualitarios de los pueblos indígenas y sobre todo mejores oportunidades de vida, por esa lucha que promovía Guanipa siempre será recordado en esta región”, fueron las palabras de condolencia de la máxima autoridad municipal. 

En el acto, familiares, amigos y compañeros de lucha también dedicaron emotivas palabras a quien siempre recordarán como un luchador incansable y atento a las necesidades de los pueblos ancestrales del Sur del Lago.

“Mi papá siempre decía que iba a morir como los héroes en Caracas y así lo hizo, mis hermanos y yo siempre lo vamos  a extrañar. Papá te quiero, porqué te fuiste tan rápido, nos vas a hacer mucha falta aunque trabajaste mucho por nosotros los wayúu  siempre sacabas de tu tiempo para tu familia. Fuiste un excelente hijo, padre y esposo para mi mamá María Ángela, para nuestra comunidad serás por siempre recordado como el Libertador”, fueron parte de las emotivas palabras que dedicó su hijo mayor Facundo José Guanipa.

Guanipa, quien en vida fue Presidente de la Confederación Bolivariana Indígena de Venezuela (Conbive) y viceministro de Asuntos Indígenas, falleció el pasado martes 10 en el Hospital Militar de la ciudad de Caracas, donde permanecía en delicado estado de salud tras haber presentado una pancreatitis aguda.  

Tras su fallecimiento fue velado en capilla  ardiente en el Panteón Nacional en la ciudad de Caracas, lugar donde el Ministerio del  Poder Popular para los Pueblos Indígenas lo despidió como el luchador social que fue de los pueblos aborígenes.

Horas después, acompañado en todo momento por su esposa María Ángela Montiel, viajó el féretro hasta suelos zulianos, fue velado  con tradiciones wayúu dos días en la casa de su mamá en la población de El Moralito, municipio Colón. Luego sus restos fueron llevados viernes 13 en la mañana hasta el conjunto residencial Insolac, población de Santa Bárbara de Zulia, donde vivía con su esposa e hijos. Posteriormente fue llevado hasta el Centro Cívico y de ahí hasta el Cementerio Municipal José Gregorio Hernández, donde reposan sus restos.

Septiembre 16 de 2019/ Mairelys Vera.- Prensa Alcaldía Bolivariana de Colón