El Instituto Autónomo de la Policía Municipal de Colón, Policolón, continúa realizando recorridos de supervisión  y el constante perifoneo por todas las parroquias colonesas, para dar a conocer y verificar el cumplimiento del plan siete por siete de la cuarentena social y voluntaria establecida por el Gobierno nacional, regional y municipal para cortar con la cadena de contagio del virus COVID 19.

Yomaira Salas, comisaria directora de Policolón,  informó que se procedió al cierre de establecimientos, tales como ventas de repuestos y tres centros comerciales ubicados en la Quinta  Avenida de la parroquia Santa Bárbara, debido a que violaron las normas  de cuarentena porque sus actividades comerciales no entran dentro del horario de flexibilización, por lo cual éstos deberán comparecer ante el Centro de Coordinación Policial N.1(C.C.PN.1).

«En el Marco de la Batalla por la Vida, estamos trabajando para garantizar el bienestar de los habitantes del municipio,  todos los días realizamos estos procedimientos. También hacemos del conocimiento que se detuvo a dos sujetos de forma preventiva debido a que realizaban la quema indiscriminada de desechos, quienes deberán comparecer ante el Instituto del Ambiente de la Alcaldía de Colón para la respectiva charla», manifestó Salas.

Al mismo tiempo agregó que se detuvo a dos choferes de unidades vehiculares de transporte púbico de la línea que conduce a Santa Bárbara-Concha y Santa Bárbara- El Vigía, con una sanción de 20 días de suspensión por incumplir con el decreto número 003-2020, el cual indica que deben tener  insumos de Bioseguridad para garantizar el cuidado sanitario de los usuarios.

Por otra parte,  la directora de cuerpo policial, indicó que en aras de dar cumplimiento a las medidas de bioseguridad una comisión integrada por funcionarios de los supervisores  en jefe Octavio Arismendi, Juan Rodríguez y Sujey  Saltarín, se trasladó hasta el sector Puerto Concha, específicamente a la altura de la estación de servicio Gran Bretaña, donde se percataron que el personal de servicio encargado de surtir el combustible a pescadores del sector  no respetaban el debido distanciamiento social, encontrando aglomeración de unas 300 personas, además de vehículos  y motos, por lo que se procedió a dictar una charla  extensiva, dando a conocer el peligro al que incurren en no respetar los protocolos para evitar el contagio del mortal coronavirus.

Julio 19 de 2020.- Olga Amaris /Prensa Alcaldía Bolivariana de Colón