El Sur de Lago de Maracaibo se caracteriza por la existencia de pequeños pueblos anclados en el estuario surlaguense, como testigos de nuestros primeros pobladores indígenas que habitaron estas aguas ancestrales. Hoy aún permanecen incólumes en el tiempo estas viviendas llamadas palafitos, bajo el incesante destello del relámpago del Catatumbo.

Congo Mirador

Es muy extraño y suena lejano el nombre de este pueblo de aguas del sur del lago de Maracaibo.

Congo Mirador resulta fascinante visto desde arriba, pues en casi perfecta simetría unas doscientas viviendas han sido dispuestas sobre el agua, conocidas con el nombre la palafitos. El pueblo cuenta con cuerpo de bomberos, dispensario, escuela e iglesia; visto desde abajo, recorriendo sus veredas de agua, la situación es otra. Ubicado en la desembocadura del río Catatumbo en el lago, parece este pueblito de palafitos estar colocado exactamente debajo del relámpago, o rayo del Catatumbo, como señalan algunos.

Pescadores de lago y río son los habitantes. Se han adaptado a la vida sobre el río, las 130 familias que existen en el poblado, ellos acondicionaron sus espacios para criar cochinos y gallinas. Los niños practican deportes en una pequeña cancha que es prácticamente el único espacio sobre tierra firme que existe y por supuesto los hombres se dedican a la pesca de boca chico, pámpano, armadillo, bagre y cangrejo, entre otras especies. Las casas están construidas con listones de ceiba, vera, zinc, cemento y clavadas en pilotes sobre los que se levanta una planchada que sirve de soporte a la estructura.

Los habitantes sobreviven en un espacio de silencio y de tranquilidad que poco alteran el ruido de los motores fuera de borda o el de la planta eléctrica en las horas que corresponde.

Solo una alteración temporal de esa paz y esa tranquilidad significa la irrupción de las mariposas de temporada que al parecer nos llenan de escozores con el polvo de sus alas.

Las caminerías de madera y la comunicación cercana entre las familias que hacen vida en una sociedad que está muy cerca de la igualdad que se obtiene de sentirnos en equilibrio con la naturaleza y sus elementos. Solidaridad y apoyo mutuo es norma entre los pobladores que ven pasar el tiempo entre las mareas del lago y las abundadas del río y del relámpago. Los estudiosos han dicho que el fenómeno que significa el relámpago contribuye para regenerar componentes que se pierden de la atmósfera por la contaminación y la destrucción debido a la industrialización indiscriminada y mal conducida.

Pero es el espíritu y el sentido de solidaridad humana lo que se regenera realmente en la visita y el contacto con esta gente del Congo Mirador y lo que nos inspira a perseverar en la idea de que es posible esa sociedad de justicia y dignidad con la que soñamos siempre.

Fotos: Oswaldo Closier. www.tripmondo.com


Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel

El estado Zulia ha sido bendecido con una amplia variedad de destinos en una misma región. Uno de ellos se encuentra en el sur del Lago de Maracaibo. Se trata del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, que cubre la porción del Lago de Maracaibo que corresponde al municipio Colón, en la parroquia Urribarrí, así como también al municipio Catatumbo y parte de Perijá.

Este conjunto de ciénagas que fue promulgado como parque nacional el 15 de junio de 1991 y su extensión es de aproximadamente 250 mil hectáreas, está conformado por las lagunas La Estrella, Manatíes, Las Doncellas y La Boyera, así como también por los pueblos palafíticos de San Esteban, Lagunetas, El Muerto, Boca del Catatumbo y Chamitas.

El Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, también conocido como Aguas Blancas y Aguas Negras, es una extensa ciénaga de suelo pantanoso, en donde también se encuentran delta, bosques inundados y bosques tropicales. Es un área de captación de aguas provenientes de las inundaciones de los ríos Catatumbo y Santa Ana, dando origen al Sistema Cenagoso – Deltano – Lacustrino – Estuarino de la zona con grandes bellezas escénicas. Además este es un ecosistema único en el mundo con una diversidad de fauna y flora autóctona de la zona.

En esta ciénaga se consiguen cerca de 20 mil aves de diferentes especies que utilizan el bosque de manglar para dormir, tales como patos ala azul, el garzón cenizo, garzas blancas y azules, gaviotas, gallinas de monte, palomas, patos reales, alcatraz, playero cabezón, el tigüi tigüi y paujís, entre muchos otros.

En este ecosistema también habitan variadas especies animales como caimanes de la costa, chicuacos cuello rojo, jaguares, dantas, nutrias, perros de agua, babas, hicoteas de agua, cangrejo azul, cunaguaros, venados caramerudo, delfines de río o tonina, la cual se encuentra preservada gracias a la creencia religiosa de los pescadores del sitio que la comparan con una virgen. También se encuentra el manatí, especie en grave peligro de extinción, donde actualmente quedan solo 25 animales aproximadamente.

Relámpago eterno sobre las aguas

El Relámpago del Catatumbo, fenómeno electro-atmosférico único en el planeta, se observa en más de 260 noches del año en el Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel. Es el primer generador de electricidad de origen tormentoso del planeta, con tan solo diez minutos de recurrencia genera la energía necesaria para encender las bombillas eléctricas existentes en Suramérica. Tiene fama más allá de las fronteras venezolanas, calificándolo como el “Primer Faro Natural del Planeta”, ya que su permanencia en la zona ha servido de guía a navegantes, pescadores y viajeros desde tiempos remotos.

Horarios:

El horario de visitas al parque es de 07:00 de la mañana a 04:00 de la tarde.

Cómo llegar:

.- Por carretera, siguiendo las vías Maracaibo-Encontrados-Río Catatumbo; Maracaibo-Santa Bárbara-Río Escalante y Maracaibo-Machiques-La Fría-Río Santa Ana.

.- Por vía lacustre y fluvial, navegando por el Lago de Maracaibo y luego siguiendo los ríos Catatumbo, Santa Ana y Escalante.

.- Por vía aérea, hasta los aeropuertos de Santa Bárbara o La Fría y en avioneta hasta la pista de aterrizaje de Campo Rosario.

Recomendaciones para el Visitante:

Se recomienda visitar el parque en horas diurnas, recorrerlo en grupos y preferiblemente acompañado por un guía o conocedor del área. Usar ropa ligera y fresca por el agobiante calor, llevar protector solar y suficiente agua potable.

Actividades Prohibidas:

La cacería, la pesca comercial, extracción de especies de flora y fauna, vertido de sustancias contaminantes a los cursos de agua, competencias deportivas que concentren grandes cantidades de personas, portar armas de fuego o cualquier otra que pueda causar daños a los recursos naturales; expendio y consumo de bebidas alcohólicas, uso de equipos de sonido que alteren la tranquilidad del parque, tomar fotografías o filmaciones con fines comerciales sin la previa autorización.

Permisos:

Para realizar excursiones y pesca dentro del parque se debe solicitar permiso a Inparques.

Fotos: Leonardo Sánchez. http://www.azulambientalistas.org

 


Parador Turístico “ Puerto Concha”

El sur del Lago de Maracaibo es un escenario de gran belleza, al conjugarse singulares paisajes con la presencia de una hidrografía, flora y fauna muy variada. Las lagunas de aguas negras y aguas blancas de la Ciénagas de Juan Manual, forman parte y le dan nombre al Parque Nacional; el color de las aguas de las lagunas depende del mayor o menor estancamiento de sus aguas, siendo éste, junto con el contenido de sedimentos y depósitos vegetales, uno de los principales factores que las definen como aguas negras o blancas.

La combinación de características naturales y de civilización denominadas paisajes mixto, brindan a los pobladores y visitantes espacios ecológicos y culturales únicos  para el disfrute sano de la naturaleza y la cultura, con énfasis especial en la sostenibilidad de la zona, generando el menor impacto posible al medio ambiente natural y social.

Puerto de encuentro

Uno de los puntos de partida para conocer las bellezas del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, es Puerto Concha en el municipio Colón, un pueblo de pescadores desde donde zarpan los peñeros que hacen los recorridos turísticos por entre los manglares,

Caños y lagunas.

Desde octubre de 2009, el  Parador Turístico Puerto Concha es una de las novedades turísticas de Colón. Se trata de una estructura erigida en una construcción palafítica que se encuentra en el sector Chamita, en la desembocadura del río Escalante y el río Chama. Para llegar al sitio se utilizan los peñeros que salen desde Puerto Concha y que luego de 20 minutos llegan al parador. Los lancheros particulares ofrecen los servicios privados de transporte, pero la alcaldía de Colón ha dispuesto una embarcación que ofrece el mismo servicio.

El primer servicio que abrió al público fue el restaurante en donde se puede disfrutar de unos ricos chicharrones de corvina, además de bocachico, mariana y armadillo; así como sopa de cangrejas. Al tiempo que el visitante se deleita con las comidas, puede disfrutar de la vista de los manglares y las aguas del estuario zuliano.

La estructura cuenta con una venta de artesanía típica. Tienen a disposición de los usuarios baños con todos los servicios, incluyendo ducha para quienes han decido darse un chapuzón en el lago. El parador está abierto al público de jueves a domingo desde las 8.00 am hasta las 5.00 pm. Un grupo de oficiales de la policía municipal prestan el servicio de seguridad para el confort de los turistas.

Datos informativos tomado de

Congo Mirador, Erika Paz (Publicación digital)

Blog Turismo Zulia