Es muy oportuno señalar que una vez formado el petróleo en nuestro subsuelo zuliano, empezó con ello una serie de fenómenos físico-químicos resultantes de la emanación de gases y que al expandirse en la atmósfera diera lugar al muy mencionado como singular fenómeno, denominado el relámpago del Catatumbo.
Si en ello tuvo que ver la presencia del aceite negro, este fenómeno tuvo que presentarse a finales del cretáceo y principios de nuestra era cuaternaria; al menos así se ha de presumir, si nos atenemos a las explicaciones del mundo científico que le ha dado explicación al fenómeno. 

Conocido también como el faro de Maracaibo, es un fenómeno que se puede observar todas las noches hacia el suroeste de la barra de Maracaibo. Su ubicación está posiblemente asentada sobre la confluencia de

los ríos Zulia y Catatumbo.

Este fenómeno consiste en un relámpago de luz que en forma periódica y muy brillante, se presenta todas las noches en la parte celeste del área indicada. Este fenómeno es ajeno a cualquier clase de ruido atmosférico, aun cuando la voz popular afirma la existencia de un ruido sordo, subterráneo en el lugar en que aparentemente se presenta el fenómeno.

Parece ser que el relámpago se produce a una altura muy considerable, que tal vez sea de unos 10 km aproximadamente. Por ello es siempre localizado y observado desde sitios muy distantes como Aruba y la península de Paraguaná. Los pasajeros de aviones comerciales que viajan frente a las costas venezolanas pueden observar a plenitud este interesante fulgor, y para los aviadores es excelente guía que les indica que ya están próximos a Maracaibo o a Maiquetía. Igualmente los navegantes y pescadores que se desplazan por las aguas del Golfo de Venezuela lo tienen como faro natural que les indica la ruta a seguir.

No hay todavía una explicación clara sobre el Relámpago del Catatumbo, aun cuando los científicos trata de explicarlo como la acumulación de gases de naturaleza altamente inflamable, que al desprenderse en masas muy abundantes y densas hacia la atmósfera y entrar en contacto con cargas electromagnéticas, tiene como resultado inmediato el incendio intermitente de la chispa conocida como El Relámpago del Catatumbo o faro de Maracaibo.

Este fenómeno natural aparentemente es único en el mundo. Debe haber algo especial en la atmósfera de la región en la que se forma, pues no hay noticia que en otros países petroleros del mundo se haya presentado en alguna oportunidad este fenómeno tan atrayente. De la época de la Conquista y de la Colonia apenas si hay algunas referencias esporádicas acerca de su presencia; pero en todo caso, los pueblos aborígenes lo tomaban como una manifestación de las divinidades que ellos adoraban.

Tomada de Wikipedia

Referencia:

Emilio Strauss, William Fuenmayor, José Romero.(2000). Atlas del Estado Zulia.

Claudio Alberto  Briceno Monzón, La región histórica del sur del Lago de Maracaibo y la influencia geohistórica de la ciudad de Mérida. Tierra Firme [online]. 2005